El Sanse gano su partido como debía hacer, pero los resultados en el resto de equipos implicados no fueron satisfactorios para conseguir la salvación directa.

Tarde importante la que se preveía en Matapiñonera en el día de hoy, toda una ciudad se volcaba con su equipo, poco a poco iban llegando al Estadio multitud de aficionados aprovechando que el encuentro de hoy era entrada gratuita, ataviados con sus camisetas del Sanse, bufandas y banderas para dar todo el apoyo y los ánimos al equipo, que más que nunca hoy los iba a necesitar, arropados por la charanga que iba poniendo el sonido en la grada, cerca de 3.500 espectadores abarrotaban la grada del estadio, en la mejor entrada de la presente temporada.

Nuestras peñas eran las grandes animadoras en la grada movilizando continuamente con sus cánticos al resto de espectadores que hoy presenciaban el encuentro. Desde el calentamiento se veía a los nuestros muy enchufados, sabían la importancia del encuentro y eso se notaba en sus rostros.

El encuentro comenzaba con los nuestros queriendo llevar el peso del partido, queriendo ponerse pronto delante en el marcador para no verse con problemas y no tener que depender de nadie más, como había dicho el míster sansero en la previa del encuentro la importancia de hacer los deberes y cumplir con nuestra parte del guión. Pronto verían los nuestros la primera tarjeta amarilla del partido, sería en el minuto 2′ Rangel quien era amonestado, algo que podía marcar el encuentro al ser una posición con mucha intervención en el juego.

La primera ocasión de gol seria para los nuestros, tras un saque de esquina Zazo remataba pero el balón salía alto, era el primer aviso. Tres minutos después llegaría la alegría a  Matapiñonera tras una buena triangulación, en su intención de despejar el balón el jugador del Amorebieta Mikel introducía el balón en su propia portería colocando el 1-0 en el electrónico, llevando la alegría a la poblada grada en el día de hoy de Matapiñonera. Los nuestros se ponían en ventaja y tan solo 1 minuto iba a durar la alegría en Matapiñonera, eso fue lo que tardo el Navalcarnero en adelantarse en el marcador en su partido condenando a los nuestros la promoción. A pesar de ello todavía quedaba mucho encuentro y lo principal era asegurar la victoria.

El primer disparo del Amorebieta se producía en el 15′ de partido, un disparo que atrapaba Aragoneses sin ningún problema. En el 21′ lo intentaba Nacho Maganto, pero el esférico salía algo desviado de la portería de Jon.

Poco a poco se iba llegando al final de la primera parte y no iba a ser todo redondo hoy, Mancebo en una acción sin aparente peligro, sentía un dolor en la rodilla y se tiraba al suelo lesionando, el futbolista intentaba seguir hasta finalizar la primera parte, pero él era imposible, el futbolista con aparentes síntomas de dolor y cojera tenía que ser sustituido en su lugar por Negredo.

Tras el paso por los vestuarios, el guión del encuentro cambiaba un poco, el Amorebieta presionaba arriba en busca del error de los nuestros y que pudieran aprovecharlo para empatar el partido, pero los de Alfredo Santaelena estaban muy concentrados en tareas defensivas y despejaban el peligro. En el 59′ nuevamente de cabeza Zazo sin oposición para anotar el 2-0 remataba, pero el balón salía por encima del larguero.

Pero esta vez sí y no iba a perdonar Nacho Maganto recibía desde fuera del área un gran pase de Negredo tras una buena acción individual del ariete sanseros para de fuerte disparo batir por raso al guardameta Jon y colocar el 2-0 en el marcador. La tranquilidad llegaba a la grada de Matapiñonera, sabedores que el Navalcarnero ganaba ya 2-0 y que la salvación directa pasaba por un milagro y que los nuestros estaban condenados al playoff de descenso, pero aun así la afición no dejaba de animar y arropar a los nuestros.

Los locales buscaban finiquitar el encuentro para no sufrir a última hora, y a punto estaría Negredo de hacerlo con un gran remate que el guardameta Jon enviara a córner para evitar el 3-0.

Pero el Amorebieta no bajaba los brazos y en el 85′ lograría recortar distancias con un tanto de Baque que en boca de gol fusilaba a Aragoneses que a pesar de su estirada no podía evitar el tanto.

Aun así los nuestros tendrían una gran ocasión en el 90 tras una jugada por banda de Dani Pichín que a pesar del esfuerzo y el cansancio acumulado durante el encuentro tenia piernas todavía para llegar a un balón francamente difícil y poner un gran centro al punto de penalti para que Nacho Maganto realizara un gran remate e hiciera lucirse al guardameta Jon con una espectacular parada evitando el 3-1, tras el saque de esquina el colegiado decretaba el final del encuentro con victoria para los nuestros que lucharan en las próximas semanas por mantener la categoría disputando el playoff de descenso a unte uno de los siguientes rivales Burgos, Levante “B” o Linares.

FICHA TÉCNICA|

U.D.SAN SEBASTIÁN DE LOS REYES| Aragoneses; Moyano, Juan Cruz, Rangel (A 2′),  Sergio, Neyder (A 90′), Dani Pichín, Zazo, Maganto (A 40′) (Tony Arranz 90′), Mancebo (Negredo 45′ (A 71′)) y Fer Ruiz (Astray 83′).

S.D. AMOREBIETA| Jon; Garmendia, Rubén, Mikel, Adrien Goñi, Fiddes (Mikel Álvaro 63′), Iñigo Baque (A 27′), Ibrahima (Luegno 77′), Rodríguez (Obieta 69′) e Iker Seguin.

ÁRBITRO| Varón Aceitón del colegio balear.

GOLES| 1-0 Mikel p.p (7′), 2-0 Maganto (61′) y 2-1 Baque (85′).

INCIDENCIAS| Estadio de Matapiñonera: Lleno absoluto 3.500 espectadores.